miércoles, 5 de mayo de 2010

"Por Amor"


María es una mujer humilde, como todos los de su barrio, que cuenta con la estima y el respeto de sus vecinos. Ella se crió en el campo, corriendo libre como los pájaros y saboreando la caña de azúcar que las manos fuertes de su padre, abrían con dulzura para ella. Era feliz a pesar de las necesidades que pasó la familia, de las cuales no tomó conciencia hasta llegar a la adolescencia.
“La Maruja”, como la llaman, nunca entendió nada de bancos, política o bloqueos económicos. Ella se limitó a llevar una vida honesta y criar a su familia de igual modo. Pero desde hace unos años, la realidad, la angustia y el dolor oprimen su pecho.
Por amor, aceptó la propuesta que le hicieron aquellas dos mujeres que visitaron una tarde su casa, trayendo palabras de esperanza para su desdicha.
Todo lo que le falta en comodidades le sobra en limpieza. Por eso ayer lavó con energía, y colgó al sol a que se blanqueara hasta la pureza la ropa que luciría hoy.
Llegada la hora, se vistió, cogió las tijeras y en su jardín, luego de pedir permiso a la naturaleza, cortó el gladiolo más bello; por amor.
Por amor sale con paso firme al encuentro, sin importarle lo que vendrá; insultos, empujones, humillaciones, acusaciones de traición a la patria. Si Dios quiere, regresará horas más tarde magullada y sucia de barro. Por amor, volverá a fregar con mano firme su ropa, y volverá a cortar el mejor de sus gladiolos, tan solo por amor.

9 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Por amorswomos capaces de llevar a cabo las mejores cosas. Y solo con amor somo verdaderamente felices al hacerlas...
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Imagino que María es una Dama de Blanco.
Mi aplauso para ella.

Saludos.

zayi dijo...

Tu relato me llegó...no te imaginas lo mucho que llegó. Creo que hay personas que aman sin medida porque no saben en qué punto colocar la medida...A veces también se baja el lomo, pero no porque no haya orgullo o porque no te duelan las cosas...se baja sencillamente porque hay esperanza de que las cosas cambien o porque hay certeza de que nunca van a cambiar.Lo importante es que haya lucha y más importante aún, que haya gente que valga la lucha.
Un besito.
Me emocioné.

María dijo...

Angel, qué sorpresa, no pensaba que habías publicado nada nuevo hasta que he visto tu post actualizado en Reader.

Una bonita historia la que nos narras, y es que por amor se pueden llegar a hacer muchas cosas.

Un beso.

Lunática dijo...

Nada que decir (si tengo otros matices que contarte y de los que ya hablaremos) respecto a este asunto que todos conocemos.
Está bien recordar que sigue ahí, vigente, y continua doliendo.
Besos.
PD: Se echa de menos tus posts.

Fénix dijo...

Las Marujas, son un gran motor para el mundo, menospreciadas y en silencio, siguen día a día su lucha por todos los que le rodean. Un beso.

Sinuosa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DanielPérez dijo...

A mí me parece que lo omitido del relato le queda muy bien. Lo saca de lo ordinario, y Sinuosa, para qué quiere límites o paredes a tu imaginación sobre el relato!?
Si tú estás enamorada, imaginatela con cuatro hijos y un esposo creyente. Si odias a tu ex, imaginatela desolada con un hijo decayente y otro muerto por la falta de alimento.
Yo me quedo disfrutando de la libertad que nos das, Ángel.
Abrazos :)

Eva- La Zarzamora dijo...

Por amor o por dolor, por fin están en la calle, de blanco vestidas clamando justicia o algo de dignidad.

Lindo retrato les hiciste.

Besos.