lunes, 29 de junio de 2009

"Urgencia"

Fotografía hecha por Eugene Smith

Pueden leer los relatos que los demás compañeros han escrito sobre la misma foto pinchando los siguientes links:

http://visionesdelaluna.blogspot.com/2009/06/donde-estas.html

http://nuevepuertas.wordpress.com/2009/06/29/shock/


Por mucho que se planifique el momento nunca sucede como se ha pensado.
Llevaba días esperando el instante de salir corriendo hacia la maternidad. Dos meses hace que terminamos de preparar la habitación del benjamín que llegará a la familia y dos semanas lleva el bolso con todo lo necesario junto a la puerta de calle, sólo faltaba que mi mujer diera la señal de partida. Anoche empezaron las contracciones, si por mí fuera hubiera salido corriendo a la primera pero ella dijo que aún no era el momento. Pasé la noche vestido y caminando de un lugar a otro de la casa esperando el instante de salir. Fue hoy sobre las siete de la mañana cuando ella dijo – Creo que es hora Roberto, llama a la clínica y avisa que vamos de camino – santo cielo, a correr, que torpe, que torpe me puse, para empezar sentí que no podía conducir y mientras ayudaba a Sara a bajar hasta la calle llamé un taxi, la dejé esperando y corrí hasta el piso a buscar el bolso que había dejado atrás “tranquilo tranquilo” me repetía mientras corría por las escaleras. Ya de regreso en la calle mi mujer, entre risas, preguntó si había cogido la cámara para filmar la llegada de Javier, vuelta a correr escaleras arriba y abajo. Llegué a la acera en el momento que arribó el taxi, subimos en la parte trasera y fuimos haciendo las respiraciones que ejercitamos con la matrona, a la llegada a la clínica mi mujer estaba pálida, con gritos y gestos de dolor que calaban en lo profundo de mi impotente alma. Una secretaria me pidió firmara unos papeles en tanto que un asistente acompañó a Sara hasta su habitación. A mí llegada, ¡Dios! casi se me para el corazón al comprobar que la cama estaba vacía. Apurado consulté a la secretaria de planta y me informó que la habían llevado al paritorio de urgencias y agregó - ¿Nervioso? – cerrando la pregunta con una amplia sonrisa. Dejé el bolso en la habitación y cámara en mano llegué al paritorio, allí me dieron ropa adecuada para entrar al quirófano, nervioso lavé mis manos y me vestí con premura y sin perder mi torpeza habitual ya que no sabía donde ponerme para no molestar, esperé como me indicaron mientras preparaban a mi mujer. Vi el ir y venir de las batas celestes y verdes que se movían con naturalidad y me sonreían a su paso. Fue luego de un momento infinito cuando noté un cambio brusco en el ambiente, los movimientos se hicieron urgentes, las sonrisas se transformaron en muecas de preocupación y ya no me miraban a su paso. Alguien salió del quirófano y me dijo que había complicaciones que no iba a poder entrar al paritorio y que por favor esperara fuera. Quedé mudo, petrificado con millones de preguntas que no pude o no quise hacer por miedo o por no demorarlos en su atención.
Una joven me acompañó hasta la cocina de la planta, me sirvió café y tras decirme que no me preocupara, que todo saldría bien se marchó.
He llegado varias veces hasta la puerta del quirófano, he fumado varios cigarrillos uno tras otro, me he servido varias tazas de café. Tiemblo por dentro sin poder dejar de pensar en las peores opciones. Todas las dudas, todos los miedos no expresados durante meses salen a la luz. ¿Qué pasó... qué pasó? Nadie nos dijo que esto podía pasar, todo lo contrario, hasta aquí todos eran buenos augurios y planes de eterna felicidad.
La angustia abraza todo mi ser, los segundos que marca el reloj de pared son rocas que aplastan mi fe en cada golpe de aguja que no puedo dejar de oír, y un solo grito en mi mente ¡Dios por favor no me haga esto, no me haga esto!

9 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Excelente.
Realmente parece tu personaje fotografiado.

Saludos.

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

a veces Dios no nos oye...otras en cambio, nos da una nueva oportunidad...todo depende de cómo queramos que sean las cosas...
Siempre que nos planeamos algo no sale 100% como esperábamos y algún idiota vendrá a decirte que era la mejor...si el mundo estuviese lleno de los "mejores" que nos pasan, no valdría la pena levantarse cada día...espero que no sea tu caso...pero si es así, los partos siempre traen complicaciones...eso es para que no nos quejemos de los trasnochos que le siguen...
Besitos.

María dijo...

Amigo Angel, hay momentos en los cuales nos sentimos angustiados y lo vemos todo oscuro, sobre todo, cuando suceden de un segundo a otro, pero todo pasa, todo continúa, nada permanece quieto, la vida es así de imprevisible, y debemos aceptarla con las cosas buenas y malas que nos vengan.

Me parece un relato extraordinario, cada día escribes mejor, Angel.

Te mando un beso enorme y con cariño, un osito de mi amistad hacia ti.

▒▒▒▒▒█▓▒▒▓█▓▓▓▓▓▓▓█▓▒▒▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓█▓▓▓▓▓▓█▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓██▓▓▓▓▓██▓▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▒▒█▓█▒▒▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▒▒▓▒▒███▒▒▓▒▒▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▒▒▓▒▒▒█▒▒▒▓▒▒▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▒▒▒▒▒▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓███▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒█▓▓▓█▓▒▒▒▒▒▒▒▒▒▓█▓▓▓█
▒▒██▓▓▓█▓▒▒▒██▒██▒▒▒▓█▓▓▓██
▒█▓▓▓▓█▓▓▒▒█▓▓█▓▓█▒▒▓▓█▓▓▓▓█
█▓██▓▓█▓▒▒▒█▓▓▓▓▓█▒▒▒▓█▓▓██▓█
█▓▓▓▓█▓▓▒▒▒▒█▓▓▓█▒▒▒▒▓▓█▓▓▓▓█
▒█▓▓▓█▓▓▒▒▒▒▒█▓█▒▒▒▒▒▓▓█▓▓▓█
▒▒████▓▓▒▒▒▒▒▒█▒▒▒▒▒▒▓▓████
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▒▒▒▒▒▒▒▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓█▓█▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒████▓▓▓▓▓█▓▓▓▓▓████
▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓█▒█▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒████████▒▒▒████████
Pasa este osito a las personas qe quieres muchisimo y no quieres que cambien nunca. (espero recibir el osito).
Si recibes entre 2-4 ositos te quieren
Si recibes entre 4-8 ositos te quieren mucho
Si recibes entre 8-10 ositos te quieren muchiiiisimo
Espero que yo sea una de ellas!!
LA SOLEDAD COMPARTIDA DEJA DE SER SOLEDAD...
Cariños

María dijo...

Los premios que hay en mi pluma de cristal, si quieres, puedes recogerlos, son para ti, son para todos mis amigos.

Otro beso muaksssssssssssssssssssss.

María dijo...

Leeré en estos días desde el comienzo de tu blog, me gusta lo que escribes, hoy sólo pude leer dos posts primeros.

Otro beso.

eva-la-zarzamora dijo...

Seguro que Dios no le hace eso a uno de sus angeles.

Gracias por el relato, por este y por el aue te pedi, cuando los tenga todos y regrese los publico de golpe>

Escribes como el angel que eres. Me gusto tu escritura desde el primer dia que abri la puerta de tu blogg.
Disculpa los acentos.

Besssos, Angel, y gracias de nuevo

Lunática dijo...

A veces la vida se convierte en nuestra enemiga arrebatando (o intentando hacerlo) nuestros momentos felices y a las personas que amamos.
Relato cotidiano que puede ocurrir en cualquier instante. Desde ese punto de vista, buena idea. Hay alguna frase que modificaría (creo que sabes las que son).
Bss.

Taba-re dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Taba-re dijo...

Cuando está en juego la vida de nuestros seres queridos, nunca estamos del todo preparados para aceptar que las cosas no salgan como esperamos. Sólo podemos estarlo en el presente inmutable, cuando la fatalidad o bienaventuranza es un hecho.

Muy buen relato, te felicito.

Un abrazo.