lunes, 21 de septiembre de 2009

"Nunca despiertes"

"Es mío" Ouka Leele




La jornada de trabajo ha sido larga e intensa. Llego a casa cansada y sin ánimo de comer quizá a causa de este dolor de cabeza que me acompaña desde la mañana. Una buena ducha y acostarme será la mejor solución. Apoyé la cabeza en la almohada y caí en un profundo sueño al instante.


Allí estaba parada frente “Al juicio de Paris”. Observé como poco a poco tomaba vida. Recién entonces me di cuenta que yo también estaba desnuda. Las diosas se movían voluptuosamente y hablaban una lengua que no conocía pero que creía poder comprender. Ahí estaba, de pie escuché los cargos. Era culpable, me sentía culpable.
Volteé la cabeza al sentir que tocaban mi pelo. Un grupo de mujeres también desnudas empezaron a cepillar mi cabello. Inicialmente resultaba agradable hasta que noté que crecía con cada pasada de los cepillos. Creció rápidamente hasta llegar al suelo, me angustié y quise irme, pero el aire era tan denso y tan fuertes las manos que sostenían mi cabellera, que no paraba de crecer, que era imposible avanzar. Siento mucho calor estoy sofocándome. La angustia me sobrepasa, quiero pedir ayuda pero no consigo articular palabra hasta que mi garganta estalla en un grito
“¡Es mío! ¡Es mío! ¡Es mío!”


Abro los ojos. Que pesadilla, estoy empapada en sudor, sofocada de calor. Huele a quemado “¿A quemado?” “¡Dios, la casa está en llamas, tengo que salir de aquí!”
Al bajar de la cama caigo hasta quedar colgada de su borde. Me doy cuenta que la cama está en un saliente a mitad de un precipicio. Veo cuerpos desnudos que caen rodando, golpeando contra las rocas prominentes, gritando y suplicando. Por debajo de mí las llamas del averno, aullidos de dolor y miles de voces que repiten rítmicamente “Por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa”
De rodillas sobre la cama y con una Biblia en la mano un sacerdote colérico me grita “¡Pecadora, pecadora!”
Cierro mis ojos, quiero dormirme, deseo regresar a mi sueño. Escucho la voz del sacerdote que sigue gritándome.
“¡No te duermas, despierta, despierta, debes regresar al infierno por los siglos de los siglos, Amén!”


Estoy de pie frente a las Diosas que siguen enumerando cargos. Empapada en sudor, sofocada de calor pero no pienso moverme, no. No quiero despertar. Firmes manos peinan con suavidad mi larga cabellera.

"La caída" Rubens

Otros colegas del averno que trabajan con la misma foto

http://visionesdelaluna.blogspot.com/2009/09/otono.html

.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

me gusto como todo lo que escribis siempre... ya no pasas mas. (reproche)

besos a la mañana
TAS

Lunática dijo...

Ingeniosa pesadilla la de tu protagonista, que por lo que sea, está llena de culpas. Los cuadros elegidos para narrar el texto me han gustado (Por cierto, ¿cómo has introducido el segundo cuadro a mitad del texto?).
Creo no obstante que podrías mejorarlo, por ejemplo dando una pequeña explicación de la personalidad de este personaje que has creado para intentar entender qué es lo que tú quieres decir con el fuego, las llamas, el juicio, el averno, etc. Aunque obviamente cada uno de nosotros podemos interpretar aquello que nos suscite mientras leemos.
Ub abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Vengo alucinado del post de Lunática y sigo alucinando aquí.

Bravo.

Saludos.

eva-la-zarzamora dijo...

Es muy bueno Ángel, a eso lo llamaría yo exorcizar las pesadillas.

Besazo.

María dijo...

Buffff pero qué pesadilla me acabas de hacer sentir con tu escrito, menos mal que estoy despierta, sino diría que lo he soñado yo jajaja.

Un beso, amigo.

zayi dijo...

MUY BUENO ANGEL...AUNQUE ASUSTA UN POCO. LO BUENO DE SER ATEO A MEDIAS, ES QUE NO CREES EN CULPAS NI EN JUICIOS FINALES...AHORA, CUANDO TU MANO ES LA QUE CEPILLA EL PELO, TU BOCA LA QUE TE GRITA "POR TU CULPA" Y LAS RECRIMINACIONES VIENEN DE ADENTRO...YA ES MÁS JODIDO...PERO IGUAL SE SOBREVIVE, SUPONGO QUE ESO TIENE EL SER HUMANO...QUE SE ACOSTUMBRA A TODO.
BESITOS.
BUEN FIN DE SEMANA.

Anónimo dijo...

Microchip-666.

lady marmalade dijo...

en alguna de las dos madrugadas ...

lady marmalade dijo...

yo tampoco quiero despertarme

María dijo...

Hace tiempo no escribes en tu blog, espero que te encuentres bien.

Te dejo mis saludos con un beso.

eva-la-zarzamora dijo...

Angel, ¿qué pasa con el blog de Luna?, ¿sabes algo?
Estos anónimos... he visto que Luna se ha puesto moderación de comentarios.
Joder, qué jiripollas son, como tú dices, y bien dices.

Besos, lindo.

eva-la-zarzamora dijo...

Gracias, Angel.
Así, nunca se domó a nadie, pero hay bestias sin nombre que así lo creen. Cuando son anónimas...

TQ. Besos.

El Ángel... dijo...

No se Eva que es lo que pasa, pero cada tanto aparece algún "anonimo insultante". Es una pena, pero que te voy a contar a ti, tú lo has vivido.

Aprovecho para saludar a todos y agradecer vuestro paso por este blog.
Un abrazo amigos.

María dijo...

Gracias, Angel, muchas gracias, por tus comentarios en mi blog.

Hoy vengo a dejarte mi huella para desearte una feliz semana, felices días, amigo.

Besos.

lady marmalade dijo...

gracias