jueves, 14 de mayo de 2009

"Y a mí qué"


Con la pasión del tifón arraso tu casa.
Atravieso puertas y ventanas.
Vuelan techos y sabanas,
y me convierto en brisa,
al tacto de tu piel.

7 comentarios:

Framis dijo...

muy bueno, me gusto.

Miranda dijo...

La fuerza del amor
milenaria y sutil
desencadena amaneceres
en el verbo de tu piel
y se queda dormida
en tus caricias.

Nunca dejes de robarle palabras al corazón!

Lunática dijo...

¡Ciclón, intempestivo llegaste y quisiste arrasarlo todo!
Prevenido estaba y cerré las ventanas y puertas con candados. Tu brisa enfurecida arreciaba con fuerza y mi piel, intacta, se vanagloriaba de tu fracaso... "¿Y a mí, qué?", te preguntaba.

Fénix dijo...

Así es la pasión, imparáble, hasta que se sacia.

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Imparable, en todos los sentidos.

Saludos.

ana dijo...

Eso es la pasion, un dulce tacto inane.

María dijo...

Pasión que desata fuego
que renace entre mares
envuelta en suspiros
entre volcanes.

Pasión que arrasa
que no se detiene
que sigue
y que se desata.

Pasión entre pieles
abrasada de caricias
humedecidas de algodón.