sábado, 4 de julio de 2009

"Ella, Él"


Ella llegó y mientras tomaba el café que él le sirvió no paró de platicar. Relató las vicisitudes de su día de trabajo con lujo de detalles. Lo típico de una oficina, las órdenes del jefe, los comentarios de la envidiosa de facturación, las miradas del cerdo de la limpieza, que se demora en recoger la papelera de su escritorio sólo por mirarle las piernas.
Ella habló de todos ellos pero no habló de ella, que era lo que esperaba él.
Él escuchó en silencio las historias ya conocidas y luego hizo suyo el turno. Contó su día, la tarea compartida con los colegas, las gracias de Chano, lo complicado que se presentaba la semana de trabajo y se explayó detallando la conversación que tuvo con un amigo.
Él habló de todo eso pero no habló de él, que era lo que esperaba ella.

11 comentarios:

Yulii dijo...

Wow! ... dice tanto!

siemrpe es un placer leerte

saludos , que tengas un buen fin de semana

TORO SALVAJE dijo...

Acabarán siendo dos extraños cuyo único vínculo es pagar una hipoteca.

Tantos hay...

Saludos.

Lunática dijo...

Se sentían extraños estremeciéndose de miedo mientras escondían sus verdaderos sueños y/o frustraciones en un lenguaje sin sentido.

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

no sé, pero a veces hay momentos, en que hablar lo justo es lo mejor...(toda regla tiene su excepción). Ahora en norma generalizada, creo que es muy triste esa dejadez en la pareja, ese matar el tiempo hablando de otros...aunque en esta pareja veo esperanza, aún quieren saber de ellos...los hay que se pierden en temas triviales y ni siquiera se dan cuenta de que existen.
Besitos.

eva-la-zarzamora dijo...

Sencillamente ya no tenîan nada que decirse... lo màs triste es tal vez que aùn sigan esperando.
Besos Angel.

Sinuosa dijo...

Qué verdades tan bien expresadas. Me encantó.

María dijo...

La rutina, la cotidianidad... dos personas cercanas que hablan de sus mundos, pero que se sienten alejadas y extrañas, hablan de todo, pero no se hablan de ellos mismos, de su cercanía, un gesto de cariño, un beso, un acercamiento y prueba de amor es lo que falta para llenar el alma, y el corazón.

Triste realidad de muchas parejas que siguen juntos, sin tener, al fin y al cabo nada que decirse de ellos mismos.

Me encantó este relato tan realmente cierto en la vida misma.

Un beso.

PD.- Mil gracias por enviarme esos archivos tan interesantes.

Abril Lech dijo...

De cuando las palabras son el mejor escondite. Excelente. Lo vemos a diario. Hay silencios mas poblados.

María dijo...

Saludos de martes y un beso.

Paco Merlo Ansin dijo...

Hola! Veo que escribes cosas muy bonitas y muy sentidas. Como veo que a veces las ilustras con fotos te confieso que me gustaría participar. creo que mis fotos se revalorizarían. Antes las ponía en fotonatura (http://www.fotonatura.org/galerias/11099/) pero tenía una cuenta de pago que ya no pude pagar más y me la cerraron. Ansin que ahora ya sólo en mi blog. Puedes ver si alguna te interesa y también hago fotos de encargo. Es solo para divulgarlas y sin cobrar nada.
Saludos!

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

´leí tu relato...que maravilla!!! simplemete puedo decir eso!... es muy lindo, lleno de ilusión, de fantasia de la bonita...
Besitos y felicidades por esa pluma.