domingo, 26 de julio de 2009

"Mareas"


como la Mar
te acercas
te alejas
a tu ritmo
a tu hora
deseoso
espero
inmerso
en mi locura
de lágrimas
sofocadas
recibo la caricia
de tu espuma
miles de burbujas
que se esfuman
de tu sabor
sediento quedo
suplicante
frente a la Luna

9 comentarios:

eva-la-zarzamora dijo...

Qué belleza de versos, Angel.
Te mando un poema de Baudelaire, "El hombre y el mar", te lo dejo en francés por la rima, seguro que das con la traducción...


"Homme libre, toujours tu chériras la mer!
La mer est ton miroir, tu contemples ton âme
Dans le déroulement infini de sa lame
Et ton esprit n'est pas un gouffre moins amer.

Tu te plais a plonger au sein de ton image;
Tu l'embrasses des yeux et des bras, et ton coeur
Se distrait quelquefois de sa propre rumeur
Au bruit de cette plainte indomptable et sauvage.

Vous êtes tous les deux ténébreux et discrets;
Homme, nul n'a sondé le fond de tes abîmes;
O mer, nul ne connaît tes richesses intimes,
Tant vous êtes jaloux de garder vos secrets!

Et cependant voilà des siècles innombrables
Que vous vous combattez sans pitié ni remords,
Tellement vous aimez le carnage et la mort,
O lutteurs éternels, O frères implacables!

Charles Baudelaire

En mi locura de lágrimas, siempre ha logrado aplacar mi sed. Cuando necesito tomar fuerzas, vengo a alimentarme en Él... ;)

Besitos y un abrazo.

Zayadith Hernández dijo...

el mar es buen consejero para la soledad, en cambio, con las ausencias tiene el poder de magnificarlas...hay amores que vienen y van como dices tú mi ángel, pero los peores son los que se van y no vuelven...cuando se tiene la suerte de conocer el amor, el verdadero, el de una vez y para siempre...un sólo segundo que se pase con él, te alimenta todas las ausencias que le precedan. Hay personas que dicen que es tonto vivir de recuerdos... yo pienso que si no se vive de recuerdos en estas ausencias, te terminas muriendo.
Excelente, como siempre...tienes el poder de dejarme nostálgica cuando publicas, pero de algún modo también me dejas con un buen sabor de boca.
Besitos.

TORO SALVAJE dijo...

Exquisito poema.
Me temo que la luna no atiende las súplicas de los enamorados.
Sólo tiene ojos para el Sol.

Saludos.

María dijo...

.... buf, sin palabras!!!!!

Maravillosos versos, que me han encantado, voy a volver a leerlos, me han llegado al alma, Angel, ver esas olas, esa arena fina, decorado con esas palabras tan bellas, me han dejado sin palabras, porque...

Me encanta el mar, me parece una auténtica inspiración de sentimientos, que nos hace fluir, navegar, entre olas, entre caricias, entre burbujas, y a la luz del sol, o de la luna...

Un beso.

María dijo...

... y tú nos has dejado con tus versos, ese oleaje de caricias profundas en el alma.

Te felicito, Angel, por esta maravilla.

Otro beso.

Lunática dijo...

Amigo Ángel, esta "Marea" inunda al inicio, moja, salpica, refresca y te llena de sensaciones..., pero al final me deja con ganas.

(Si me permites, te diría que releeas los últimos versos y los reconviertas para que el poema no pierda fuerza)
Bss

El Ángel... dijo...

Gracias Eva por tus palabras y por el poema de Charles Baudelaire que nos regalas, publico una traducción para que lo disfrute también quien entre a comentar,
Besos

El hombre y la mar

¡Para siempre, hombre libre, a la mar tu amarás!
Es tu espejo la mar; mira, contempla tu alma
en el vaivén sin fin de su oleada calma,
y tan hondo tu espíritu y amargo sentirás.

Sumergirte en el fondo de tu imagen te dejas;
con tus ojos y brazos la estrechas, y tu ardor
se distrae por momentos de su propio rumor
al salvaje e indomable resonar de sus quejas.

Oscuros a la vez ambos sois y discretos:
hombre, nadie sondeó el fondo de tus simas,
tus íntimas riquezas, oh mar, a nadie arrimas,
¡con tan celoso afán calláis vuestros secretos!

Y en tanto van pasando los siglos incontables
sin piedad ni aflicción vosotros os sitiáis,
de tal modo la muerte y la matanza amáis,
¡oh eternos combatientes, oh hermanos implacables!

El Ángel... dijo...

Agradecido Zayadith por tus palabras, que bueno que en algún sitio del alma repercuta lo que escribimos.

Gracias Toro por tu paso, comparto tu opinión, por más que se suplique a la Luna...

María muchas gracias, por tu presencia y aliento.

Lunática, gracias por tu paso y sugerencia, pensaré lo que me dices con respecto al final.

Un gran abrazo a todos y mi repetido agradecimiento por dedicar parte de vuestro tiempo a leer mis escritos, todos aportan una parte importante, siempre un gusto recibirlos.

Elena dijo...

Como el mar fria e indomable.