lunes, 27 de julio de 2009

"Milagros"


Caminábamos unos pasos por detrás del tío Osvaldo cuando una mujer vestida de blanco se interpuso en nuestro camino y nos apretó contra su regazo, a continuación un estruendo ensordecedor, una luz cegadora y fuimos empujadas al suelo. Empecé a sentir un fuerte ardor en todo el cuerpo, vi a mi hermana con la ropa en llamas y gente que se abalanzó sobre nosotras y nos golpearon con sus chaquetas y luego corrieron hacia otros dejándonos en el suelo.

La policía no creyó en nuestro relato, la abuela sí y ya en privado nos pidió lo contáramos una y otra vez con lujo de detalles...

A nuestro alrededor gritos, cristales rotos, tiendas en llamas, gente deambulando perdida y otros por el suelo aullando de dolor, había quien ya no se movía, brazos y piernas separados de los torsos y el humo que salía de los cuerpos incluso de los nuestros y el río rojo en toda la calle... un río rojo... eso había a nuestro alrededor.

La abuela siempre dijo que fue un milagro. Así lo sigue contando hasta el día de hoy, “Un milagro”.

Quise buscar a mi tío pero la mujer del vestido blanco reapareció entre nosotras, calmó nuestro llanto y me dijo que mi tío seguramente estaría bien, nos cogió nuestras manos y nos sacó de allí. Con voz angelical empezó a cantar una canción que nos fue enseñando verso a verso a medida que caminábamos...

Cuando lo conté, la abuela se puso pálida y se tuvo que sentar, luego me pidió que volviera a describir a esa mujer.

Nos detuvimos en una plaza un momento a descansar, ella con sumo cuidado, fue quitándole la ropa a mi hermana sin dejar de cantar, vi como la piel se despegaba junto con la ropa dejando la zona en carne viva, otras partes estaban con llagas y ampollas y algunas muy enrojecidas, también vi como la piel se curaba de inmediato en el momento que ella pasaba su mano sobre las partes afectadas...


“Un milagro” seguía repitiendo la abuela mientras corría al cajón donde nunca se nos dejaba tocar, donde guardaban las cosas importantes, revolvió un rato entre papeles y viejas fotos.

Luego hizo lo mismo conmigo, tenía una voz hermosa y su cuerpo olía a jazmines, pude apreciarlo cuando nos abrazó fuertemente diciendo que nos quería, nosotras también nos abrazamos fuerte a ella, sentí que la quería...

Por fin, trajo una foto en la que había una pareja en su día de bodas, esa era la mujer, allí estaba vestida de blanco. La abuela me contó la historia de esa pareja, mi historia, por primera vez me hablo de ellos y del accidente que habían sufrido a poco de nacer mi hermana...

Desnudas pero sin rastro alguno de lo sucedido en la piel seguimos caminando de su mano y cantando. Cuando los policías detuvieron su coche frente a nosotras bajaron y preguntaron que hacíamos por ahí caminando solas a esa hora, me giré para decirles que estábamos con ella y ella ya no estaba, entonces les conté lo que había pasado frente al centro comercial y nos llevaron a la comisaría, nos hicieron preguntas, nos dieron ropa y comida, la abuela no tardo en llegar, nos abrazó entre lagrimas sin parar de preguntarnos “¿Dónde habíamos estado...?¿Dónde habíamos estado...?

Encontraron el cuerpo del tío Osvaldo y llevaban dos días buscándonos a nosotras, eso es algo que aún no puedo explicar, ni como aparecimos tan lejos del lugar donde sucedió todo. Sí, era ella...
A pesar de los años que han pasado mi abuela cada vez que habla de esto sigue diciendo entre lagrimas "Un milagro, un milagro”
Sí, era ella...

11 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

El amor derrotando a la muerte.
Bonito.

Saludos.

Zayadith Hernández dijo...

SIEMPRE HAY MILAGROS...ESO DÍCEN... YO LA VERDAD ES QUE A ESTAS ALTURAS, ME HE VUELTO UN TANTO ESCÉPTICA.
EL RELATO ME HA GUSTADO, LEÍ LOS ENLACES Y SÓLO DOS ME GUSTARON ( NO DIGO CUÁLES POR RESPETO AL TERCERO)...UNO ES EL TUYO ( AQUÍ HAGO TRAMPA, PERO BUENO, YA SABES QUÉ SE DICE DEL QUE HACE LA LEY)
BESITOS.

eva-la-zarzamora dijo...

Seguro que fue un milagro. Los Angeles como tú los logran...

Buen cuento.

Besos

Lunática dijo...

Relato triste pero a la vez con un halo de esperanza. La idea de estar narrada por una de las niñas "hermanas" me gusta. El infierno que relata es espeluznante para unas niñas de corta edad (y en realidad para cualquiera de nosotros); infierno en el que adjuntas la fantasía propia de los niños. El tío muerto y la abuela que las busca, junto con esa figura fantasmagórica que reaparece en su ayuda, indica una tragedia familiar, quizás un accidente de coche.

En general, lo narrado me agrada, la idea, el dejar el final en el aire para que cada uno imagine lo que quiera. Sin embargo, creo que hay frases mal ligadas entre sí a las que les sobra o falta alguna conjunción que las una. Hecho de menos algún punto (y seguido o aparte), alguna admiración, faltan unas comillas, etc.
Espero que entiendas obviamente, que es una opinión totalmente personal, pero que intento ser lo más objetiva posible en este proyecto conjunto que tenemos unos "amigos" en nuestros blogs para mejorar y aprender.
Bss.

El Ángel... dijo...

Luna si eso es lo que se interpreta creo que lo he narrado mal,"no hay ninguna fantasía de niño" en el relato, ellas cuentan los echos tal cual los vivieron. ¿Accidente de coche? ¿por qué? si digo que van caminando algunos pasos por detrás del tío frente a un centro comercial.
Vale, no importa, la idea es que son alcanzadas por una explosión en un lugar bastante concurrido de gente, de ahí el paisaje dantesco que la niña describe. No es su fantasía es lo que les tocó vivir en mi relato. En este echo el tío muere y ellas viven una situación que no consiguen explicar, probablemente un milagro.
Que haya que explicarlo es indicador que no está bien escrito seguramente serán las frases mal ligadas o la ausencia de puntos seguidos y apartes, comillas y signos de admiración (aunque juro que puse puntos y comillas por algún lado).
Gracias por tu aporte.

Gracias a todos por vuestro paso por estas líneas quizás difíciles de comprender.
(joder y a mí que me parecía tan claro)

María dijo...

Los milagros también pueden suceder en la vida real, no sé cómo, pero a veces, así son, personas que salen ilesas de algún accidente sufrido por ejemplo desde un avión, o en otros más difíciles todavía.

Hay milagros, por supuesto que los hay, no sólo en la ficción, sino también en la vida real.

Un beso.

Lunática dijo...

Amigo Ángel, en primer lugar me disculpo por mi mala interpretación de los hechos al leerlos (parezco una abogada), pero si matizo:
- Que caminaran por un centro comercial, no me había quedado claro. Es nombrado casi al final del relato y para mí pasó desapercibido.
- La fantasía quizás la he puesto yo (¡glub!, es un mi gran defecto), y aunque sí es obvio que hay una explosión, ésta puede ser de cualquier causa, como por ej un accidente de coche. Yo apunté esa posibilidad simplemente como tragedia familiar habitual, pensando que las niñas en su conmoción ("vagaban perdidas durante días y todos las buscaban") no sabían muy bien dónde estaban y quizás fantaseaban en ese "delirio"; iban con su tío y una mujer que obviamente su abuela conocía porque tenía una foto de bodas de ella y las niñas no sabían quién era. ¿Quién era esa mujer?, ¿su madre como símbolo de un ángel que las protegía?, ¿son huérfanas?...

De todas formas, creo que lo importante es la interpretación libre y que la lectura no te deje indiferente, ya que cada lector en cualquier texto, "ve lo que quiere ver" y al igual que yo me he fijado en unos detalles, otros lo habrán hecho en otros.

Un bs

El Ángel... dijo...

Bingo Luna!! Muy bien son huérfanas, ese era el detalle más difícil de detectar solo se deja entrever cuando la niña dice

"La abuela me contó la historia de esa pareja, mi historia"

Sí se supone que es la madre aún cuando exprofeso no queda claro.

Es verdad que la información está diseminada a lo largo del relato, pero bueno, hay que juntarla.

La explosión es algo más que un accidente de coche, si es con coche,entonces imagínate un coche bomba, el panorama que describen es demasiado dantesco para ser un simple accidente.

Gracias por tu participación, me has hecho pensar bastante con respecto al escrito.

Besos

El Ángel... dijo...

Luna te envió mail con el comentario de tu escrito ya que es un poco largo y no sabría como hacerlo más corto para que se entienda en el blog.

Besos

María dijo...

Saludos, Angel, venía a ver si tenías algo nuevo.

Flora Isela Chacón dijo...

me ha gustado mucho
felicidades