viernes, 3 de abril de 2009

"Manos frías"

El cielo denso, arroja sus gotas contra el cristal, juntos lloramos.
En mi soledad, mi mirada te busca en el frío de la calle.
Cientos de personas, pero ninguna eres tú.
¿Cuándo llegará al otro lado, la mano que espero?
La que dará calor a las mías
¿Estará fuera?¿ O solo aquí, en la estrechez y el latido de mi busto?

8 comentarios:

ismed dijo...

Ángel, que bonitas palabras: "El cielo denso, arroja sus gotas contra el cristal, juntos lloramos". Tienes un blog estupendo, te enlazo al mío. Volveré de nuevo. ¿De qué isla eres? Yo de Las Palmas.

El Ángel... dijo...

Hola Ismed, gracias por tus palabras y tu visita.
Por cierto daré una vuelta por tu blog y espero seguir sabiendo de ti.

Taba-re dijo...

Dicen que todo llega.. Y también pregonan la inutilidad de la espera.. Pero .. ¡Cómo cuesta!

Un abrazo.

Fénix dijo...

En una ocasión leí de alguien, que tan solo buscamos un adepto para el amor que llevamos dentro.

El Ángel... dijo...

Hola Fénix y Taba-re,
bienvenidos a mi blog

"¿La inutilidad de la espera de un adepto para nuestro amor?”

¿dicén ustedes?

Taba-re dijo...

La espera de la llegada de un amor (amante) no conocido. Imagen romántica, soñadora, natural en nosotros que buscamos liberarnos y compartir. Tenemos necesidad de amar y que nos amen, por eso esperamos, esto para mí es realísimo. Por otro lado esta espera en esencia no es diferente a otras, inútil, porque ocurrirá cuando tenga que ocurrir (sé que lo sabes, jeje) .. Y .. Digo yo.. Si le damos una vueltita mas de rosca... ¿Cómo vendrá a mí lo que siempre ha estado? Creo que si me desentiendo completamente habrá un quizás real y me sorprenda alguien adepto a mi amor. Probablemente yo mismo y puede que otro(s) también.

El Ángel... dijo...

ahh! si me sorprendiera a mí mismo...

un abrazo

Lunática dijo...

Manos frías que ansían la soledad y las gotas de una mirada que compartir, junto con la espera y la tibieza del corazón gastado al que pertenecen...